NOTA IMPORTANTE: La Organización Mundial de la Salud recomienda la lactancia materna exclusiva durante los primeros 6 meses de vida, y su continuación por el mayor tiempo posible. Como los bebés crecen a distintos ritmos, los profesionales de la salud deberían aconsejar a las madres sobre el momento apropiado en que su bebé debiera comenzar a recibir alimentación complementaria.